¿Qué es el Patrimonio?

patrimonio

El Patrimonio Cultural es según la UNESCO, el legado o la herencia que nos ha sido heredado del pasado, que hoy disfrutamos y debemos conservar al máximo para que también lo puedan conocer y apreciar las siguientes generaciones.

Con esto entendemos que el patrimonio cultural  está conformado por las manifestaciones y testimonios significativos de la civilización. Hay manifestaciones que son propias de un solo lugar o grupo humano y hay otros que poseen valor universal.

El patrimonio es tan diverso que para poder estudiarlo y conservarlo se ha agrupado bajo diferentes conceptos y clasificaciones. En bienes muebles e inmuebles, es decir si se pueden mover como pinturas, esculturas, muebles, documentos, objetos y adornos, y los que no se mueven como edificios, construcciones y estructuras de todo tipo.

Otra forma de agruparlo es cronológica o de  acuerdo a la época en que fue creado (paleontológico, arqueológico, prehispánico, histórico, artístico); también se le clasifica en tangible e intangible, dependiendo si es un vestigio material construido o es intangible o inmaterial como la religión, las lenguas, las tradiciones o el folklore. Existe también la clasificación de patrimonio cultural o natural, que se aplica según el origen del bien, por obra de la naturaleza o la acción del hombre.

El Patrimonio es según la UNESCO, el legado que nos ha sido heredado del pasado, que hoy disfrutamos y debemos conservar para que también lo puedan conocer y apreciar las siguientes generaciones.

De acuerdo con la Convención sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural de la UNESCO (1972), se considera como “patrimonio cultural” a los monumentos, los conjuntos o grupos  de construcciones y los sitios. A los efectos de la Convención se considerarán “patrimonio natural” a los monumentos naturales constituidos por formaciones físicas, las formaciones geológicas y los lugares naturales o las zonas naturales.

Entre los ámbitos que constituyen el Patrimonio Cultural, el inmaterial o intangible ocupa un lugar un lugar de gran importancia. El “patrimonio cultural inmaterial” o “patrimonio intangible” contempla las prácticas, representaciones y expresiones, los conocimientos y las técnicas que procuran a las comunidades, los grupos e individuos un sentimiento de identidad y continuidad. Los instrumentos, objetos, “artefactos” y espacios culturales asociados a esas prácticas forman parte integrante de este patrimonio.

El patrimonio cultural intangible se manifiesta en los campos de las tradiciones y expresiones orales, las prácticas sociales, los conocimientos y prácticas relacionados con la naturaleza y las técnicas propias de la artesanía tradicional.

Este patrimonio que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y los grupos en función de su medio, su interacción con la naturaleza y su historia. Se considera que la salvaguarda, o las medidas encaminadas a garantizar la viabilidad de este patrimonio es una garantía de sostenibilidad de la diversidad cultural.

Algunas de las medidas de salvaguarda consisten en la identificación, documentación, investigación, preservación, protección, promoción, valorización, transmisión -básicamente a través de la enseñanza formal y no formal- y revitalización de este patrimonio en sus distintos aspectos.

Todo pueblo tiene el derecho y debe conocer, conservar, administrar y divulgar su patrimonio cultural, ya que las sociedades se reconocen a sí mismas a través de los valores heredados, que son fuente de inspiración para el futuro y contribuyen a cimentar su identidad. Debemos fomentar este conocimiento sobre todo en los jóvenes ya que serán ellos quienes en un momento dado aseguren la permanencia del patrimonio intangible.

 

Con información de la Organización de las Naciones

Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura