Realiza “Juguemos a grabar” curso de cine infantil con el tema del cuidado ambiental

Juguemos a grabar

“Me gustó mucho que vinieran a darnos el curso”, ese fue el tenor general que dejó “Juguemos a grabar” en los 45 infantes de San José de las Torres que participaron en el curso de cine infantil y juvenil, aplicado en su localidad los días 28 y 29 de este mes.

Esa frase, dicha por varios niños, sintetiza el resultado de las labores realizadas dentro del curso, que iniciaron desde el claquetazo de arranque, dado entre la madre de familia María del Carmen Aguilar Bedolla, el gestor cultural Manuel Parra, la pequeña  Tania Aguilar Venegas y Sonia Aburto Alvarado, directora general de “Juguemos a grabar”, hasta la presentación del primer corte del documental.

Ahí, Sonia Aburto Alvarado, mencionó que este curso puede llevarse a cabo gracias al apoyo federal y, sobretodo, a la disposición y confianza de los pobladores  que creyeron en el carácter benéfico del proyecto y abrieron la posibilidad de que sus hijos participaran. Fue ahí donde los niños y sus padres tuvieron la oportunidad de apreciar el primer corte del documental generado este fin de semana en San José de las Torres.

Ésta, es una comunidad que se ubica en el sureste del municipio de Morelia; ahí, los integrantes de “Juguemos a grabar” ofrecieron a niñas y niñas clases de guionismo, planos y ángulos de composición visual, música y elaboración de títeres, las cuales tuvieron el complemento de diferentes ejercicios prácticos. Dichas asignaturas fueron proporcionadas por Manuel Barragán, Eveth Yamil García, Saúl Hernández y Susana Salinas.

Aunado a lo anterior, el curso tuvo el reforzamiento de una acción extramuros, que consistió en la participación de los pequeños en una jornada de reforestación, la cual estuvo guiada por Cardiela Amézcua. Esto se derivó del tema general que el curso tuvo en esta ocasión: el cuidado ecológico.

Éste fue el tema central, que fue promovido en las clases junto a valores como el respeto mutuo, la solidaridad y el trabajo en equipo.

En suma, fue un esfuerzo para el beneficio social de la comunidad, a la que pudo llegar “Juguemos a grabar” gracias al enlace del gestor cultural Manuel Parra, quien ya ha realizado acciones educativas en dicha localidad desde hace un año.

Fue también gracias a la gestión conjunta que “Juguemos a grabar” pudo llevarse a cabo en dos sedes: el día 28 las actividades fueron desarrolladas en la casa ejidal, la cual fue prestada por el encargado del orden Nicolás Montañez.

Para el domingo 29, las clases y actividades tuvieron como lugar de acogida a la escuela primaria Emiliano Zapata, cuyas instalaciones fueron facilitadas por la presidenta de la mesa directiva, María Isabel Mier Álvarez.

Una vez cumplido este primer curso, “Juguemos a grabar” continuará su ciclo de este año en otras dos comunidades, pertenecientes a los municipios de Pátzcuaro y Morelia, donde los temas a tratar serán la preservación de las tradiciones y el respeto